En el mundo financiero existe gran cantidad de estrategias a la hora  de invertir. Pero, sin duda una gran metodología de selección de inversiones es  el “Value Investing”.  Vamos a conocer un poco su filosofía.

¿Que es el value investing?

Es un estilo de inversión cuya finalidad es comprar acciones a un precio inferior a su valor. Lo que viene a ser comprar barato para vender caro.

Si algo  caracteriza al value investing es su sentido común. Comprar negocios a un precio por debajo de su valor es algo más que inteligente.

Se trata de comprar buenos negocios – rentables, con poca deuda, buena generación de caja, equipo directivo alineado con el accionista, y sobre todo con ventajas competitivas (moat) – a un precio inferior al valor intrínseco de la acción.

Comprar algo por debajo de lo que vale y esperar pacientemente a que otros lo reconozcan. Benjamin Graham

No confundir con la filosofía “Growth”,  aunque  en la práctica pueden mezclarse la teoría inicial es diferente. Esta si puede comprar a precios más elevados porque tiene en cuenta las fuertes expectativas de crecimiento en el futuro. Puede existir la opción de la estrategia GARP (Growth at razonable Price), la cual se compra empresas con expectativa de crecimiento pero que no cotizan a precios elevados. Sería la fusión entre Growth y Value.

¿Cual es su procedencia?

El precursor de este pensamiento es Benjamin Graham, considerado el “padre del Value Investing ”. Este Junto con David L. Dood imparten clases en la escuela de Columbia Business School, siguiendo los principios de la Escuela Austriaca.

Tiene dos grandes obras que le caracterizan : “Security Anlysis” (1934) que comparte autoría con David L. Dodd y “The intelligent investor” publicado por primera vez en 1949. Todo aquel que invierta en valor se ha leído estas dos joyas.

La inversión es más inteligente cuanto más se parece a una operación empresarial. Benjamin Graham

Un gran seguidor de esta filosofía es Warren Buffet, popularmente conocido por ser uno de los mejores inversores de todos los tiempos. Aunque siguió los principios de su mentor (Graham), hizo unos retoques al value para mejorar sus inversiones. Otros seguidores dignos de estudio son  Philip Fisher,  Joel Greenblatt, Peter Lynch, Francisco García Paramés ( considerado el Buffet español) etc.. todos ellos con grandes rentabilidades a sus espaldas.

¿Cómo funciona el value investing?

La teoría es bonita, en la práctica no es tan sencillo. Veamos los pasos:

    1.  Detectar esos buenos negocios.  Para ello tienes que emplear el análisis fundamental, analizando los estados contables de la empresa, la gestión directiva etc..Los inversores de valor no tienen en cuenta el análisis técnico.
  1. Hallar el valor de la empresa.  Y ese es el verdadero problema. El valor intrínseco es subjetivo y te puedes equivocar  (como todo en esta vida). Existen varios métodos para calcularlo como el descuento de flujos de caja, valoración por múltiplos, etc.., pero en esto profundizaremos en futuros artículos.
  2. Compra cuando el precio estuviera por debajo de su valor. Esto tampoco es fácil. En la bolsa las emociones son muy importantes y comprar cuando todo el mundo vende no es nada sencillo. Pero tenemos que aprovechar el miedo y el pánico para comprar esos negocios que sabemos que son buenos y lo seguirán siendo en el largo plazo.

Compre un negocio, no alquile las acciones. Warren Buffet.

Se trata de comprar acciones infravaloradas por el Sr. Mercado – así lo denomina Graham para explicar el comportamiento neurótico del mercado del corto plazo, pasando del optimismo a la depresión, rozando la locura-.

El Value investing se aprovecha de las ineficiencias del mercado entre el precio y valor

4. Compra con un margen de seguridad amplio. El margen de seguridad es la diferencia existente entre el valor y el precio de mercado. El margen de seguridad permite al inversor protegerse ante un mal análisis o una caída de los mercados. Cuanto mayor margen apliquemos, mayor seguridad .

La formula sería así:  Mg= Valor/precio x 100

¿Es rentable el value investing?

Pues solo hay que ver las rentabilidades de estos grandes inversores seguidores de esta filosofía para darse cuenta que este método funciona. Y sobre todo porque su lógica es aplastante.

Warren Buffet al frente de Berkshire Hathaway, ha conseguido a lo largo de los últimos 50 años,  más de  un 20% de rentabilidad anual compuesta en sus inversiones. Recomiendo echar un vistazo a las cartas a sus accionistas.

Si tienes interés puedes ver algunos fondos con esta filosofía y comprobar sus rentabilidades:  Azvalor, Cobas, True Value, Metagestión…

Conclusión

Un verdadero inversor en valor debe conocer a fondo la empresa. Aunque entender las cuentas es importante no hay que obsesionarse tampoco con los estimadores económicos. Hay otros factores que debes tener en cuenta pero sobre todo no inviertas en empresas que no entiendas. A veces las oportunidades están a nuestro alrededor, solo hay que fijarse un poco más en aquellos negocios que visitamos en el día a día y ver como están evolucionando.

El value investing es, además de una metodología de inversión, una filosofía de vida. Se caracteriza sobre todo por la paciencia, la pasión y el aprendizaje continuo. Requiere mucho trabajo, porque no inviertes en bolsa, sino en empresas. Además se requiere de disciplina psicológica y una buena actitud para ser value. Comprar cuando todos venden es muy complicado. Pero todos los value lo tienen muy claro. ¿Y tú?

Puedes continuar con el siguiente artículo aquí.

Compartir esto