Como has podido comprobar en nuestro apartado de formación financiera avanzada, explicamos qué es y como funciona un depósito estructurado. En este post vamos a “destriparlo” para que entiendas como están construidos. Antes de seguir leyendo, te recomiendo que leas primero los manuales de “depósitos estructurados” y “opciones” en el apartado de formación financiera avanzada.

Este tipo de producto ha cobrado mucha fama en los últimos años. Las redes de distribución comercial de las entidades financieras han puesto mucho énfasis en la venta de este producto. ¿Y por qué? Te preguntaras… Una de las respuestas es que, con los tipos de interés en negativo, o cercanos a 0, el cliente busca alternativas seguras al tradicional depósito a plazo. No quiero valorar el por qué, y si son adecuados para el cliente minorista, solo quiero que entiendas su funcionamiento y elegir en base al profundo conocimiento del producto.

El deposito estructurado, es un instrumento financiero que convierte los riesgos originales del activo subyacente (por ejemplo acciones cotizadas, índice bursátil, etc…) a las expectativas y perfil de riesgo del cliente. Con este instrumento, puedes beneficiarte en el recorrido alcista o bajista del activo subyacente elegido, con un nivel de riesgo diferente.

Veamos todo esto con un ejemplo. Imagina que eres un ahorrador de perfil conservador y te ofrecen en tu entidad un 0,05% o 0,10% por tus 10.000 € ahorrados en el plazo de 12 meses. Al ser este tipo de interés irrisorio, tienes otra posibilidad; un depósito estructurado con garantía del 100% del capital, a 36 meses y que participa en el 64% de la revalorización del Ibex 35.¿Mucho concepto extraño verdad? Vamos a analizarlo;

  • Deposito estructurado: depósito cuya rentabilidad depende de la evolución del activo subyacente elegido, en este caso el índice Ibex 35.
  • Garantía 100% capital: la entidad y, en su defecto, el Fondo de Garantía de Depósitos garantizan la devolución del capital (ojo! No ocurre lo mismo en fondos, seguros o notas estructuradas)
  • 36 meses: estos productos suelen ser a medio plazo ya que están formados por una emisión de renta fija, que para que ofrezca un tipo de interés óptimo y para poder así contratar la opción financiera, debe irse a plazo mayores)

  • 64% revalorización ibex35 atento que esto es lo complejo, pero eres list@ y lo vas a pillar….

Para crear un estructurado a 3 años, la entidad va a mercado y compra un bono de renta fija a 3 años. Encuentra uno que ofrece una tasa interna de retorno (TIR) del 2% anual.

Para obtener 10.000 € garantizados a 36 meses al 2%, tenemos que invertir 9.433€. Por lo tanto, sin atender a gastos y comisiones del producto, tenemos para invertir en opciones:

10.000 € – 9.433 € = 567€ (5,67%)

Si la entidad financiera quiere garantizar una emisión sobre Ibex35, tendrá que calcular el valor de la prima opción call a 3 años sobre Ibex 35. A 4 de octubre de 2017, estos son los valores:

  • Cotización Ibex a cierre de mercado: 9,964 puntos
  • Precio opción Ibex35: 872 puntos de Ibex35.
  • Valor prima activo subyacente: 872/9.964 = 8,75% (875€)
  • Como tenemos 567€ para comprar una opción, pero esta vale 875€, podemos participar en el 64% de la revalorización del Ibex desde inicio del contrato a fecha de vencimiento a los 36 meses: 5,67%/8,75%= 0,6×100 = 64%.

Imaginemos que en 36 meses el ibex se ha revalorizado un 20%. Según las condiciones anteriores, participaremos en un 64% de su revalorización, por lo tanto;

10,000€ x (64%x20%)= 1,280 € de cupón a vencimiento, lo que es un TIN aproximada del 4,26%. A día de hoy, el bono español a 10 años ofrece una TIN del 1,77%, la medía de depósitos el 0,30% y las letras del tesoro están en negativo…

Por lo tanto, puedes comprobar que las rentabilidades son acorde a los riesgos asumidos. Este tipo de depósitos, es otra opción más, ni mejor ni peor, pero es bueno conocer su funcionamiento ya que están en el portfolio de muchas entidades financieras.

Antes de contratar cualquier deposito estructurado, es muy importante atender a los supuestos de liquidez, ya que muchos no se pueden cancelar anticipadamente, o conllevan una penalización por ello. Si es así, hay que calcular las necesidades de liquidez futuras y cerciorarnos si el dinero invertido no lo vamos a necesitar a corto plazo.

Buena inversión.

Compartir esto