La única cosa realmente valiosa es la intuición. Albert Einstein

Hoy vuelvo con un poco de psicotrading. Y quiero hablaros de algo que me parece importante y muy poco tratado. Oirás hablar de análisis, sistemas, ciclos económicos etc. pero muy poco de la intuición en los mercados. Asi que vamos a ello.

¿Que es la intuición?

La RAE la define como la ”facultad de comprender las cosas instantáneamente, sin necesidad de razonamiento”.

Se podría decir que es la que está detrás de muchos logros y éxitos. Todos hemos pasado por  ese momento, aquel en el que notas  una especie  de voz en tu interior que sin querer trae la solución sin que uno sepa cómo o por qué. Es la brújula de la conciencia, que  sin atravesar el cerebro  nos permite tomar decisiones rápidas y acertadas porque algo dentro de nosotros nos dice que es así. Un sexto sentido, no solo en mujeres como muchos creen, sino un poder interior que tenemos todos los seres humanos. “La capacidad de intuir de las mujeres no es mejor que la de los hombres, sino que debido a la estructura de su cerebro las mujeres la usan más frecuentemente “.(Estudio.)

Hay un chispazo en la conciencia, llámese intuición o como se quiera, que trae la solución sin que uno sepa cómo o por qué. (Albert Einstein)

¿De dónde proviene la intuición?

A tenor de algunos estudios, parece que la intuición emana del conjunto de conocimientos que una persona cosecha a lo largo de la vida y que le hacen reaccionar de una manera acertada ante una situación determinada. En nuestro caso, podríamos decir que cuanta más experiencia acumules en los mercados más intuición tendrás.

Supongamos que hemos hecho los deberes, analizado la empresa y esta cumple los criterios fundamentales y técnicos requeridos. Pero tienes dudas. Por tus análisis puedes llegar a la conclusión de que existan más probabilidades de que el precio tome una dirección en concreto, y encontrarnos a la vez que nuestra capacidad intuitiva nos diga lo contrario. Que algo no acaba de cuadrar.  

Yo en estos casos no opero.

Si, se que para muchos no tiene sentido. Y no está fundamentado. Aunque a veces le intento buscar explicación racional.  Pero de lo que se trata realmente es de estar alineado con el mercado. De tu market timming interior (me lo acabo de inventar). Si vas a tomar una operación al menos que  te haga sentir bien. Haga lo que haga después, dará igual porque tienes tu gestión del riesgo bien definida y no afectará si las cosas vienen mal.

Pero,  ¿por que vas a entrar en una operación si ya de primeras, por lo que sea no lo ves claro? Será por peces en el mar. Simplemente no realizo operaciones analizadas si mis tripas me dicen lo contrario. Es decir, no tomo decisiones  en base a mi intuición pero si lo uso de filtro, si alguna vez ocurre. Porque muchas veces es difícil saber que se trata de la intuición. Mi experiencia ha percibido ciertos patrones que no soy capaz racionalizar y me advierte de algo que no está bien. ¿Funciona? Pues dependerá de la persona y  como de entrenada tenga esa intuición.Si, la intuición se entrena.

¿Podemos fiarnos de nuestra intuición?

La mayoría de los seres humanos no nos escuchamos por dentro. Siempre estamos atareados, con miles de asuntos pendientes de hacer. Lo mejor de todo es que puedes entrenar tu capacidad intuitiva, conectar profundamente contigo mismo  y  hacer caso a las señales que  solo quieren dar la solución. Por lo que mi recomendación  es que si no estás acostumbrado a escucharte, empieces poco a poco, que tu intuición te ayude en momentos que no sean importantes y ya cuando adquieras confianza úsala para momentos más importantes. Ya me contarás el cambio.

¿Cómo entreno mi capacidad intuitiva?

Aquí te doy algunas ideas :

Genera experiencia en los mercados.

Tu cerebro tiene que recopilar datos de la experiencia. ¡Así que empieza a echar horas ya! El tiempo delante de la pantalla juega a tu favor. Experiencia e intuición van de la mano.

Conecta con tu yo interior a través de la meditación. 

La experiencia de observar nuestro cuerpo y nuestra mente sin juzgarlos. Cotidianamente , nuestra mente no deja de pensar, se encuentra en un estado automático constante. Meditar consiste en dejar que los pensamientos pasen , fluyan sin juzgarlos. Toma consciencia de cómo te sientes en cada momento.

Visualiza. 

Usar técnicas de visualización para desarrollar la intuición junto a las anteriores técnicas es altamente efectivo. Puedes visualizar figuras geométricas (triángulos, círculos, cuadrados..) y jugar con los colores tanto del fondo como de la figura por ejemplo. Combina también las figuras, introduciendo por ejemplo circulo dentro del cuadrado, etc.. También tiene gran fuerza, visualizar paisajes o lugares idílicos. Cuantos más detalles visualices e incluso sientas, más sumergido estarás.

Respira. 

Respirar nos hace estar vivos. En cambio no le prestamos atención. Respirar es la piedra angular de la meditación. Cierra los ojos , al menos una vez al día y toma consciencia de tu respiración: por ejemplo siente como tu abdomen se hincha y se deshincha, nota como al inhalar el aire entra frío y al exhalar caliente. Pruébalo durante solo un e intenta que tu mente no divague a otros asuntos. Si lo hace, no importa , toma conciencia y vuelve a la respiración.

Evidentemente hay muchas más pero practicando estas técnicas es más que suficiente para que empieces a notar el cambio. Los beneficios de estas técnicas (me refiero a las tres últimas) no sólo aumentan tu capacidad intuitiva sino que también lograrás mayor concentración, aumentarás la inteligencia emocional y tu sistema inmunológico , reordenarás la mente, etc.. por lo que no tienes excusa para no empezar hoy mismo practicando al menos la respiración.

Conclusión.

La intuición está en todas las personas. Solo que algunas la tienen más desarrollada que otras y por tanto confían más en ella. No es nada mágico  y  esotérico. Y muchos, pensareis que es una tontería. Que si realizas los análisis y pasas los filtros con eso tendría que valer. Y seguramente si. Pero la conclusión de todo esto, es que si por lo que sea no estás cómodo , no entres. Hay miles de empresas para seguir analizando que puede que estén más alineadas contigo. Para mí es una herramienta más que la puedes aplicar a todos los ámbitos, no solo a los mercados, una vez que obtengas la confianza necesaria para escucharla.

Compartir esto