La crisis económica y financiera que hemos vivido, y que aun estamos soportando, ha impactado en las cuentas de todos los agentes económicos de nuestro entorno. Desde balances de entidades financieras, grandes empresas, pymes y comercios, hasta llegar al bolsillo de todos los consumidores. Para el fondo de reserva de la seguridad social no ha sido menos. Creado para atender las necesidades futuras en materia de prestaciones contributivas, su volumen ha descendido de manera drástica en los últimos años. Según un estudio de la consultora Towers Watson, este se habrá agotado entre 2020 y 2028, atendiendo a los diferentes escenarios de mercado laboral que se pueden dar. Por esto, se hace necesario buscar alternativas como elegir un buen plan de pensiones.

Recomiendo leer el siguiente artículo… http://economia.elpais.com/economia/2015/05/18/actualidad/1431950586_254570.html) Por lo tanto, empezar cuanto antes con una disciplina de ahorro es esencial, sobre todo para los se han incorporado al mercado laboral en los últimos años, ya que el futuro de las pensiones es muy incierto y nadie asegura, ni la cuantía ni el monto que dispondremos en el momento de la jubilación.

Hay varias opciones para ahorrar y tener un colchón en el momento de la jubilación, hoy veremos como hacerlo a través de un plan de pensiones, con un ejemplo que cualquier entidad bancaria o simulador puede ofrecer.

Cada caso es diferente, pero tomaremos algo estándar para hacernos una idea, y tener una visión más clara del funcionamiento. Todos estos cálculos se basan en estimaciones utilizando rentabilidades e IPC históricos, por lo que el resultado final seguramente no sería exacto, pero nos da una imagen muy clara.

Ejemplo: Utilizando los siguientes datos personales

    • Mujer u hombre, nacid@ en 1983 y residente en Madrid, licenciad@, con 8 años de vida laboral acumulada, sin discapacidad, ascendientes ni descendientes a su cargo.
    • Perfil de riesgo; Agresivo (vamos!! eres joven, puedes permitírtelo! Contrataremos un plan de pensiones de renta variable global por ejemplo hasta que cumplas los 50 años)
    • Salario actual: 30.000 € brutos anuales.
  • Aportación al plan de pensiones: 1.000 € anuales. Esta aportación tendrá que ser revisada en base al incremento previsto del IPC, tomaremos un 2% cómo referencia. Así, cada año aportaremos a nuestro plan de pensiones un 2% más respecto al año anterior.

…obtenemos los siguientes resultados económicos:

    • Tomaremos como nivel de ingresos deseado en el momento de la jubilación el 80%. Es decir, nuestros ingresos por pensión y prestación de plan de pensiones serán el 80% del salario del año anterior a jubilarnos (podemos planificar nuestras aportaciones en base a mayor o menor preferencia de ingresos anuales).
    • Tomando como base un IPC del 2% y un incremento anual salarial del 2,5%, obtenemos lo siguiente:
    • Salario un año antes de la jubilación: 66.000€
    • Pensión: 38.900€
    • Capital en plan de pensiones a los 65 años; 149.000 €
  • Renta mensual 15 años 1.231€

Elegimos renta mensual durante 15 años ya que la esperanza de vida para un hombre en España es de 80 años, según datos del INE.

El capital final del plan de pensiones se estima con un perfil agresivo de inversión y tomando una re valorización media del 7,5% anual.

Conclusión

Con estas estimaciones, queremos dar a entender lo importante que es establecer una capacidad de ahorro periódico con vistas a la jubilación cómo complemento a nuestra pensión. Con todos los cliente o familiares mayores de 65 años, coinciden en que tras jubilarse, los ingresos menguan, pero los gastos son los mismos, incluso van creciendo, por lo tanto ese “gap” se tiene que cubrir con ahorros, y aquí toma importancia nuestra constancia y habilidad de gestión.

También tenemos que ser dueño de nuestro capital, y aunque los planes de pensiones son un producto a largo plazo, la gestión del riesgo y el timming de mercado es esencial. Los planes se pueden traspasar entre modalidades de riesgo en cualquier momento, sin coste fiscal y sin comisiones, por lo tanto, si tienes un plan de pensiones en renta variable referenciado al S&P 500, en máximos históricos, y la economía y los datos macro se empiezan a resentir, subida de tipos,etc… quizás sea bueno pasarlo a un renta a fija corto plazo, por ejemplo.

También es esencial que según se acerque el momento de la jubilación, rebalancear la cartera ponderando su mayor parte en activos de renta fija o monetarios. No es buena idea estar a dos años de la jubilación y estar expuestos en totalidad en renta variable, ya que sería algo muy desagradable tener una minusvalía del 20% de tu capital justo el año anterior a comenzar a cobrarlo.

Te recuerdo que tienes a tu disposición en el apartado formación el funcionamiento de planes de pensiones.

Puedes continuar con el siguiente artículo aquí

Compartir esto