La industria de fondos de inversión pasa por su mejor momento. La baja rentabilidad de los depósitos a plazo fijo, y la desconfianza en la inversión directa en renta variable, han hecho que en Septiembre de este año, el patrimonio en fondos de inversión haya marcado un nuevo recordhistórico, superando los 255.000 millones de € de patrimonio gestionado1, lo que supone un crecimiento del 8% en lo que llevamos de año.

Subrayo desconfianza en la inversión directa en renta variable. En España, como he comentado en otros artículos, el activo favorito de ahorro es el depósito a plazo, seguido de las acciones cotizadas de, en la mayoría de las ocasiones, empresas grandes. Después de ver cómo grandes han sido absorbidas por problemas de balance (Popular, Banesto…) o por problemas de liquidez y deuda (Abengoa) los inversores/ahorradores han decidido invertir en fondos de renta variable internacional, ya que hay un claro sentimiento de desconfianza en el mercado español. El patrimonio en fondos que invierten directamente en EEUU, Europa, Asia, etc… a alcanzado los 75.000 millones de €, lo que supone un 29% del total. Es decir, un tercio del patrimonio de las gestoras españolas esta en este tipo de fondos, siendo esta categoría la numero uno en patrimonio.

Una categoría a tener en cuenta, es la de fondos perfilados. Este tipo de fondos no son más que carteras de fondos de inversión, tanto nacionales como internacionales, elegidos en base a un perfil de riesgo previamente establecido. El inversor define su perfil de riesgo, que contará con una exposición a renta variable del 10%-25%-50%-75% o 100%. El mayor atractivo de este tipo de fondos es la diversificaciones; son fondos globales, que invertirán en todo tipo de zonas geográficas, reduciendo así el riesgo de mercado. Otra ventaja es que la concentración en un solo fondo será del 5% al 8%, por lo que la volatilidad está más controlada.

De esta manera se accede de una forma más sencilla a fondos de gestoras internacionales Es cierto que no se pueden elegir fondos, ya que la gestión de la cartera esta delegada en la gestora, pero el acceso a fondos internacionales a veces es complicada por la mala distribución comercial, o tenerlos de forma individual en cartera puede conllevar al cobro de comisiones de custodia, además de tener un importe mínimo de entrada elevado. Este tipo de fondos suele tener un mínimo de contratación, que suele empezar en 10.000€/20.000 € en adelante.

Otra de las ventajas es que, aparte de la diversificación geográfica, hay diversificación por activos. Invertirán en fondos de países emergentes, renta variable de pequeña-media-gran capitalización, renta fija de alta calidad o alto rendimiento (high yield), estrategias de uso de derivados, distintas divisas, inversión en materias primas, etc…

Estos fondos son una replica de las carteras de gestión discrecional de Banca Privada. En estas carteras, que son accesibles en torno a capitales mínimo de 150.000 € a 500.000 €, el cliente puede elegir que fondos nacionales/internacionales formar su cartera, apoyadas por el asesoramiento de su gestor. También pueden incluir acciones o títulos de renta fija. La diferencia es que en estas carteras habrá una comisión de éxito, que no tendrán los fondos perfilados, que soportarán menos comisiones, pero tendrán una estructura cerrada y donde el cliente no podrá elegir la composición de su cesta de fondos. Para la elección de fondos, habrá un equipo de analistas que decidirán cuales incorporan a la cartera.

La fiscalidad es un aspecto importante a tener en cuenta. Si el gestor decide que un fondo debe de ser sacado de la cesta, lo hará mediante traspaso, por lo que, si hay plusvalía, el inversor (persona física) no tendrá que tributar.

Las comisiones de gestión es algo a tener en cuenta. Es posible que tengan una comisión mayor que un fondo de activos, pero como todo producto financiero, hay que comparar. Un fondo perfilado con exposición en renta variable del 10%, suele tener una comisión del 0,75% – 1,10%; con una exposición del 30% en renta variable, del 1,15% al 1,40%; con exposición del 50% a renta variable, entre 1,40% – 1,80%.

Y según www.quefondos.com, estas han sido las rentabilidades medias de su categoría;

CATEGORÍA​​​​​

2017

2016

2015

2014

2013

PRUDENTE2,24%1,23%1,17%4,85%4,91%
MODERADA2,61%3,02%1,03%8,24%5,78%

También hay que tener el cuenta el concepto de liquidez. Estos fondos, al invertir en otros fondos internacionales, no tienen liquidez diaria o D+1. Suelen tener una liquidez D+3, que significa que tras el cierre de mercado, sus participaciones tardarán 3 días en valorarse, por lo que el dinero reembolsado estará en cuenta al cuarto día.

Hay voces de determinadas instituciones que afirman que, a diferencia de los fondos de activos, no es tan fácil hacer un seguimiento global de la gestión de carteras de las entidades, y que el cliente debe reclamar ser siempre informado del comportamiento de su cartera, en comparación con el índice de referencia u objetivo que se fijó para el mandato.

A cierre de Septiembre el patrimonio en estos fondos era de 47MM de €.

Buena inversión.

1Fuente: Inverco

Puedes continuar con el siguiente artículo aquí.

Compartir esto