El sistema educativo actual no funciona

El sistema actual nos ofrece un modelo de vida. Una educación clásica. Nos inculcan desde pequeños a ser buen estudiante, llegar a la Universidad, graduarse y obtener un empleo a cualquier sueldo, coger experiencia  y poder así ascender con un salario mayor. Cotizar durante el mayor tiempo posible para tener una pensión que te permita una jubilación decente.

Pero la realidad es bien distinta, estar preparado no implica el éxito financiero. Hoy día el paro es excesivo  y  muchos trabajadores activos están mal pagados y con temor a ser despedidos. Otros optan por marchar al extranjero  o  aceptar condiciones de trabajo a veces abusivas. Y como sigamos así la edad de jubilación se retrasará a los 80.

     La libertad financiera no se adquiere con el sistema educativo actual.

Durante la esclavitud, estaba prohibido educar a los esclavos. En algunos sitios incluso era un crimen enseñarlos a leer y escribir porque un esclavo con educación era un esclavo peligroso. Hoy no permitimos que los niños tengan una educación financiera y con eso estamos creando otro tipo de esclavos” Esclavos del salario. Robert Kiyosaki.

La carrera de la rata

Rober Kiyosaki, autor del libro Padre rico, Padre pobre, un clásico en finanzas y libertad financiera, nos expone la metáfora de la carrera de la rata. Esta describe a personas corriendo en el mismo sitio sin moverse. Como un hámster  en su rueda giratoria. Explica que por mucho que dediques horas a trabajar nunca cambiarás tu estatus financiero. Porque un incremento de tus ingresos, por lo general conlleva a mejorar también tu estilo de vida, y esto a la vez genera más gastos, mayores obligaciones por deudas y nuevas necesidades. El sistema está montado para que no salgas de la rueda.

Cuando ingresas más, la mente engaña con deseos más caros y mayores necesidades. Como tu nivel de vida aumenta, compras una casa más grande y un coche más caro, que implican  gastos e  impuestos superiores, volviendo a estar en la misma situación anterior de angustia financiera.

     Tener mucho dinero no implica tener libertad financiera.

La libertad financiera ocurre cuando todos tus ingresos pasivos cubren todos tus gastos mensuales.

Vale, soy una rata. ¿Cómo salgo de la carrera de la rata?

Lo primero es tomar conciencia que corres sin avanzar. Habrá ratas con coches y casas mejores que otros, pero al final siguen siendo ratas. Ya veo que te has dado cuenta. ¡Bravo, ya tienes el primer paso!.

Lo segundo es querer realmente salir. No todo el mundo quiere salir de la rueda. Además hacer las cosas diferentes al resto no es fácil. La zona de confort nos da seguridad. Mas vale lo malo conocido que lo bueno por conocer, ¿no?. Y aunque en el fondo quieres cambiar, no te atreves a dar el paso. No ser como la mayoría, cuesta. Salir de la manada, significa ser el bichito raro y la presión psicológica  a la que estás sometido por la sociedad es enorme. Si de verdad quieres cambiar necesitas buscar una motivación.                                                        

        La motivación es el motor del cambio.

Tendrás que adquirir las habilidades necesarias para salir. Formación en educación financiera.  Si estás leyendo esto es porque ya estás en el camino.

Cuidado con el intercambio del tiempo por dinero.  Para salir de la carrera de la rata ahorra para poder invertir en activos  que  generen rentas pasivas.

El coche que conduces y la casa donde vives NO son activos, son pasivos porque solo dan gastos.

El coche y la casa que alquilas a un tercero y si son activos, porque recibes una renta por ellos.

Acciones compradas para obtener dividendos  son activos.

Un infoproducto que lanzas a  la venta  en la red si es un activo. Inviertes un tiempo solo una única vez, y lo vendes en la red recibiendo ingresos continuamente.

Deshazte de posesiones que solo den gastos e invierte ese dinero en activos, que generen una renta.

Se empieza ahorrando un poquito y compras algo que te de una renta. A veces ese algo también aumenta su valor, por lo que a veces es mejor venderlo e invertir en otro activo que te de otra renta mayor.

La finalidad es conseguir que el dinero trabaje para ti, no al contrario.

Conclusiones

Tranquilo, si no estás acostumbrado a esta terminología, soy consciente de que son muchos conceptos.

El objetivo de estos artículos es abrir la mente a otras posibilidades.

Veremos más en profundidad los diferentes caminos  y como implementarlos para cambiar tu situación financiera.

Por suerte  cada vez existen más gente decidida a replantearse las cosas y adquirir una nueva mentalidad. Aunque las cosas se hayan hecho siempre de la misma manera no significa que sea la mejor opción. El cambio es necesario.

Abre la mente y persiste en una actitud positiva y proactiva.

Puedes leer el siguiente artículo aquí

Compartir esto