En post anteriores hemos vistos ratios importantes a la hora de comparar fondos de inversión de la misma categoría. Hoy analizamos otro ratio importante a tener en cuenta: el Ratio de Treynor.

Ratio de Treynor.

El economista Jack Treynor establece este ratio partiendo del CAPM (Capital Asstet Price Model), apoyándose en la misma idea que el ratio de Sharp, pero con una diferencia, y es que aquí se toma en cuenta únicamente el riesgo sistemático (riesgo de mercado). Por lo tanto, este ratio es válido en carteras muy diversificadas.

Este ratio mide la diferencia de rentabilidad del fondo de inversión sobre el activo sin riesgo, representado este por el coeficiente Beta. Como activo libre de riesgo se suele tomar de referencia un bono soberano a 2,3 o 5 años. En el caso europeo el Bund alemán, y en el caso estadounidense el bono del Tesoro americano.

Ratio de Treynor = (Rc – Rf) / Bc

Donde

    • Rc: Rentabilidad de la cartera en el periodo estudiado

    • Rf: Rentabilidad del activo sin riesgo

  • Bc: Beta de la cartera

Como dijimos en el post anterior, la Beta de un fondo es la variación de rentabilidad respecto al índice de referencia (IBEX 35, EUROSTOX50, S&P500…) Este ratio supone que la cartera del fondo está bien diversificada, por lo que elimina así el riesgo específico.

Similitudes y diferencias con el Ratio de Sharp

Al igual que el ratio de Sharp, premia la rentabilidad obtenida por unidad de riesgo asumido, así que mejor cuando este indicador sea más alto, asumiendo más riesgo si se va a obtener mayor rentabilidad.

Para carteras bien diversificadas, eliminando el riesgo mercado, el ratio de Sharp debería de ser el mismo que el ratio de Treynor. En carteras poco diversificadas, el ratio de Treynor no sería de utilidad, y se debe de utilizar el ratio de Sharp, ya que toma en cuenta su riesgo total.

Ejemplo práctico

Vamos a analizar los datos de dos fondos de inversión con datos actuales, para decidir que fondo es más optimo.

FONDO A

FONDO B

RENTABILIDAD16%12%
RENTABILIDAD BONO 10A1,30%1,30%
BETA1,40,8

Imaginemos que estos dos fondos invierten en renta variable española, siendo el índice de referencia el IBEX35. La rentabilidad del bono español a 10 años es del 1,3%. A priori, elegiríamos el fondo A ya que ha obtenido un mejor comportamiento. Pero vamos a analizarlos según el modelo de Treynor.

Ratio de Treynor Fondo A: (16%-1,3%)/1,4=10,5

Ratio de Treynor Fondo B: (12%-1,3%)/0,8=13,3

Según este ratio, elegiremos el fondo B ya que, a pesar de tener menos rentabilidad, tiene mejor nota en el ratio porque ha asumido una posición más defensiva (0,8 de Beta) respeto a su índice de referencia. Por lo tanto, ha obtenido mejor rentabilidad asumiendo un riesgo menor.

Puedes continuar con el siguiente artículo aquí.

Compartir esto