La semana pasada vimos cómo a la hora de elegir un fondo de inversión teníamos que tener en cuenta el índice de referencia con el que se comparaba y cuál era la diferencia de rentabilidad respecto al mismo. Esta semana vamos a ver otra medida de sensibilidad relacionada con el Benchmark: la Beta.

La Beta es una medida de sensibilidad de un activo financiero respecto a su mercado de referencia, midiendo el riesgo sistemático que soporta. En un fondo de inversión, estará reflejada en la ficha comercial y cuantifica la diferencia de rentabilidad en porcentaje, respecto a los movimientos de mercado. Esta Beta, puede ser positiva, neutra, o negativa.

  • Beta <1: Fondos defensivos. Son llamados así ya que su rendimiento es menor que el de su indice de referencia. Esto es, que obtiene menor ganancia cuando el mercado se aprecia, y una menor perdida cuando este se deprecia. Por ejemplo, un fondo con una Beta de 0,90, quiere decir que cuando el Benchmark se revaloriza, ganará un 10% menos, pero cuando el Bechmark se deprecia, tendrá un comportamiento 10% mejor. Por lo tanto, si un inversor quiere estar en renta variable, pero considera que en los próximos meses el mercado puede corregir y bajar, una opción es elegir fondos con Beta <1, ya que si el mercado baja, el fondo bajará menos que el mercado.
  • Beta =1. Fondos neutros. Su diferencia de rentabilidad será 0, el movimiento de rentabilidad será el mismo que el del mercado. Los ETF que replican índices tienen una Beta 1o muy cercana a 1, ya que su comportamiento es el mismo que el de mercado. Por ejemplo, si nuestro Fondo o ETF tiene Beta 1 a IBEX 35, y este se revaloriza un 20%, nuestro fondo o ETF se revalorizará un 20%.
  • Beta >1: Fondos agresivos. Tienen un comportamiento mayor que el mercado. Si el mercado sube, estos fondos obtendrán mejor comportamiento, pero si el mercado baja, obtendrán mayor perdida. Si consideramos que el mercado va a subir, podríamos elegir fondos con Beta >1 ya que podemos obtener mayor ganancia, asumiendo mayor riesgo. Existen ETF con Beta 2 y 3. Esto quiere decir que obtendrán una rentabilidad doble o triple en caso de revalorización de mercado, pero una doble o triple perdida en caso de bajada.

Veamos un ejemplo práctico:

Dos fondos de la misma categoría tiene la siguiente Beta:

FONDO A

FONDO B

BETA0,51,5

Si la rentabilidad de la categoría ha sido +5% y -5%, la rentabilidad de los fondos será la siguiente;

FONDO A

FONDO B

RENTABILIDAD+ 5%+ 2,50%+ 7,50%
RENTABILIDAD– 5%– 2,50%– 7,50%

Por lo tanto, el fondo A tendrá una menor ganancia en caso de que el mercado suba, pero tendrá menor perdida en caso del que el mercado baje. El el caso del fondo B, ya que tiene una Beta más agresiva, obtendrá más rentabilidad si el mercado avanza, pero obtendrá mayor pérdida si el mercado retrocede.

Puedes continuar con el siguiente artículo aquí.

Compartir esto