En los últimos años, inversores y ahorradores minoristas, nos hemos vuelto locos buscando activos que dieran más rentabilidad que los ridículos tipos de los depósitos a plazo, y las ridículas tires de los bonos de buena calificación crediticia. La opción más elegida fueron los fondos de inversión en renta fija mixta, pero con caídas de mercados, muchos pasaron periodos con rentabilidad negativa. En estos últimos años, y sobre todo a partir de 2014, se pusieron de moda los fondos de Retorno Absoluto.

El retorno absoluto es una categoría de fondos de inversión, donde el gestor se marca un objetivo de rentabilidad positiva, sea cual sea el entorno de mercado, fijándose una volatilidad máxima. Por ejemplo, yo como gestor, voy a establecer a los inversores, que mi objetivo de rentabilidad será del 2% anual, comprando activos que tendrán cómo máximo una volatilidad del 10%. Ojo! Esta rentabilidad, por supuesto, no está garantizada.

El gestor va a utilizar técnicas de inversión alternativa, existen decenas de ellas, centrándose en el control de la volatilidad, y no teniendo un índice de referencia con el que compararse. Aquí juega un papel importante el VaR (Valor en riesgo): perdida máxima que puede darse en condiciones normales de mercado, en un momento determinado, con unas condiciones de confianza establecidas. Por ejemplo, un VaR anual de una cartera del 12%, con un índice de confianza del 95%, significa que la probabilidad de perder más de un 12% al año es mejor o igual del 5% (o dicho de otra forma, el 95% de las ocasiones obtendrá una rentabilidad superior al -12%).

Una de las estrategias más utilizadas por los gestores es la de Market Neutral. El gestor mantiene a la vez una posición compradora (larga) y una posición vendedora mediante derivados (corta), eliminando así el riesgo sistémico o de mercado. Por ejemplo, una posición larga en cartera de Renta Variable España, invirtiendo en una selección de 15 valores analizados previamente, junto a otra posición corta del índice Ibex (35 valores). De esta forma, obtendremos rentabilidad de los 15 valores seleccionados (si toda va como esperamos…) y nos protegemos de caídas de mercado en momentos puntuales.

Generación de rentabilidades moderadas, pero consistentes en el tiempo, con independencia de la evolución de los mercados

Estos fondos no tienen ninguna limitación en su política de inversión; no tienen límites máximos de exposición en renta fija ni en renta variable, divisas, zonas geográficas, exposición en derivados, emisores, duración media, etc…

Recomiendo este amplio articulo de entrevistas sobre esta gama, y me quedo con esta descripción; Generación de rentabilidades moderadas, pero consistentes en el tiempo, con independencia de la evolución de los mercados.

http://es.fundspeople.com/news/que-significa-la-etiqueta-de-retorno-absoluto-para-las-gestoras

Hay que diferenciarlos de los fondos de rentabilidad objetivo (total return). Estos fondos, son la evolución de los fondos garantizados, cuando los entornos de tipos de interés de la renta fija es muy bajo. Cuando las primas de riesgo estaban altas, comprando un bono a 5 años con un cupón del 4%, había margen de sobra para que ganará el emisor del fondo garantizado y comprar una cobertura anti default (CDS para impago de intereses o devolución de capital del emisor). Actualmente, con la renta fija a 5 años al 0,33% (Esp 5 años), no hay margen de ganancia, por lo que se establece que el objetivo de rentabilidad sera X, siempre y cuando no haya default, ya que no hay garantía de devolución de capital.

Según www.morningstar.com, actualmente podemos encontrar fondos de Retorno Absoluto ya consolidados, con rentabilidades del 9% en lo que va de año, pudiendo ser una opción muy interesante para una parte de nuestra cartera, y con un perfil conservador. Recordad, muy importante atender a las comisiones de gestión, liquidez y distribución de la cartera.

Buena inversión.

Puedes continuar con el siguiente artículo aquí.

Compartir esto