Análisis sectorial. Porter

Es el análisis fundamental aplicado a diferentes sectores de la economía, destacando diversos parámetros y ratios.

  • Globales: afectan a todas las empresas. Los más relevantes son el PER, rentabilidad por dividendo y P/VC.
  • Patrimoniales: se aplican a inmobiliarias y holding. Destaca el Valor Liquidativo y valor de activos en mercado.
  • Financieros: ratios que afectan a empresas financieras; tasa de morosidad, márgenes bancarios, ratio de eficiencia, cociente entre gastos e ingresos de explotación, reservas técnicas, ROE, etc..
  • Tecnológicos: algunas empresas tecnológicas o industriales pueden tener temporalmente pérdidas o cash flow negativo. Deuda financiera neta y ratio VF/Ebitda.
  • Otros: En petróleo debe valorarse margen de refino y nivel de reservas de crudo; en lujo el valor de imagen de marca, en industrias cíclicas el precio de materias primas; en construcción el volumen de formación bruta de capital fijo y licitación de obras públicas.

-Análisis empresarial de Porter-

Válido para describir la posición real de la empresa dentro de su sector, independientemente del precio de cotización. Porter defiende que sobre la empresa actúan cinco fuerzas diferentes: barreras de entrada, productos sustitutivos, poder de los clientes, poder de proveedores y competencia. La suma de estas fuerzas es lo que provoca que la empresa tenga rentabilidad superior o inferior al coste de capital.

  • Barreras de entrada: un sector con muchas empresas, con muchas oficinas o sucursales repartidas por toda la geografía nacional impide el acceso a operadores extranjeros. También existen las barreras de salida, como en sectores donde se necesita mucha mano de obra y pude ser muy costoso desprenderse de esos trabajadores. Las leyes también actúan como barreras de entrada o de salida.
  • Poder de clientes: Cuanto más grande sea una empresa, mayor poder de negociación tendrá con sus proveedores.
  • Poder de los proveedores; sectores con monopolio u oligopolio pueden imponer sus productos o que todo el mercado sea similar.
  • Competencia; analizar dichos monopolios, cuotas de mercado, concentración, etc…
  • Productos sustitutivos; es útil valorar el precio, calidad, tendencia al cambio, de dichos productos.

Balance

El balance es la foto de la estructura de la empresa en un momento determinado, reflejando aquello que tiene para su actividad diaria, llamado activo, y la forma cómo lo financia, llamada pasivo, valiendo ambos lo mismo.

Para organizar dichas partidas, el activo se ordena desde las partidas menos liquidas arriba hasta las más líquidas abajo, mientras que el pasivo se ordena desde las menos exigibles arriba hasta las menos exigibles abajo.

Para analizar un balance es conveniente tener en cuenta los dos últimos años para poder así establecer comparaciones y ver la evolución de la compañía.

  • Composición del activo:
    • Activo fijo: aquellos activos con los que cuenta la empresa para desarrollar su actividad de forma permanente, a largo plazo, y que se renuevan lentamente mediante amortizaciones, reponiéndose de forma progresiva. Es necesario amortizar de forma coherente en el tiempo (3 a 5 años en quipos informáticos y 10 en maquinaria). Los terrenos no se amortizan ya que no se deprecian. Un activo fijo elevado quiere decir que las inversiones a largo plazo son importantes (eléctricas, industria pesada, etc)
    • Activo circulante: refleja la actividad día adía de la empresa. Lo componen las existencias, clientes, tesorería e inversiones financieras a corto plazo. Mediante el método LIFO se valorarán las existencias.
    • Pasivo: Son importantes los fondos menos exigibles aportados por accionistas, que son los recursos propios, los aportados por accionistas de filiales, provisiones y fondos de terceros para financiar la empresa, siendo estos más exigibles. Dentro de estos, están los aportados por proveedores, siendo deuda automática sin coste financieros, y los aportados por entidades financieras o bonistas, a los que hay que pagar intereses aumentando la deuda financiera de la compañía siendo gravada la cuenta de resultados. Es importante distinguir entre deuda a corto plazo (< 12 meses) y largo plazo (>12 meses).

Pasivo y patrimonio. Es importante distinguir estos dos conceptos según el nuevo plan general contable. El patrimonio son los recursos propios de la empresa y el pasivo equivale a la deuda financiera y no financiera, ya sea a corto como a largo plazo. Por lo tanto, ACTIVO = PASIVO + PATRIMONIO.

Cuenta de resultados

Se debe de comprar dos ejercicios seguidos y ver la relación entre los ingresos en su totalidad o ventas.

Debemos atender en un primer momento a los ingresos. La evolución interanual es muy importante. Las compras netas, que son los costes asociados a las ventas, crecen cuando las ventas aumentan y por consiguiente, caen cuando las ventas se reducen.

Hay dos tipos de costes fijos: de explotación y de personal. Cuando se produce una caida de las ventas, este último es mucho más difícil de reducir.

EBITDA (earning before interest, taxes,depreciation & amortization) o “cash flow” de explotación. Llegamos a esta ratio tras restar los costes anteriores. Es el cash que genera la empresa sin tener en cuenta los gastos financieros e impuestos. Mide la capacidad de generar caja de negocio.

EBIT (earnings before interest and taxes). Tras dotar amortizaciones llegamos a este ratio, similar al anterior y usado para valoraciones bursátiles.

Resultados extraordinarios: son partidas especiales que se incluyen en la cuenta de resultados que son ajenos a la actividad principal de la empresa, como venta de activos, dotaciones, etc.

Parámetros guía: útil para analizar empresas industriales. No son más que unidades físicas tangibles para realizar provisiones (barriles de petróleo, toneladas de acero, inmuebles vendidos, etc…). Para realizar una previsión de ingresos simple, podemos tener en cuenta el número de venta previsto, subida del IPC y del PIB para llegar a una cifra estimada de ingresos.

Gastos de personal: Atendiendo a la evolución del gasto en esta partida, si se ha incrementado año tras año, comprobamos que se está aumentando plantilla. Si conocemos la expectativa de incremento de plantilla de la empresa, coste medio por empleado y subida salarial para el próximo año, podremos hacer una estimación simple del gasto total en plantilla.

Consolidación y minoritarios: Los estados financieros relevantes son del grupo consolidado, incluyendo todas las filiales.

  • Consolidación: metodología que incluye las participadas en el balance global. hay de tres tipos; nula (no se incluyen), proporcional (solamente se incluye el porcentaje de participación en la empresa filial) y global (incluyendo en el balance el 100% de la empresa participada). Esta última presenta un problema, que es cuando por ejemplo el porcentaje de participación es menor al 100%, por lo que habrá que realizar ajustes.

Minoritarios: en esta partida se incluye el ajuste de beneficio de participadas por debajo del 100%. Al analizar grandes grupos cotizados en bolsa, debemos atender a los estados financieros consolidados y fijarse en el beneficio neto consolidado después de minoritarios.

Estado de origen y aplicación de fondos

Son los reflejos de los movimientos de fondos durante el ejercicio. Sirven para saber cómo obtiene fondos la empresa y como los utiliza para mejorar su rentabilidad.

Como origen de fondos entendemos un incremento del pasivo (financiación externa con o sin coste, ampliaciones de capital, etc..) o disminución del activo ( reducción de inmovilizado, cuentas a cobrar, etc…). Por otro lado, la aplicación de fondos es un aumento del activo (adquisición de inmovilizado o aumento de existencias) o disminución del pasivo (amortización de deuda, pago a proveedores, etc…) La diferencia entre orígenes y aplicaciones anulará los movimientos de tesorería y tendremos una idea de como la empresa genera los fondos.

Los tres conceptos más importantes son:

  • Cash-Flow operativo: generados por la operativa habitual de la empresa, sin intervenir la financiación o la inversión. El flujo resultante es positivo.
  • Cash-Flow de financiación: fondos que consigue la empresa financiándose (bancos, terceros o accionistas). Puede ser positivo o negativo.
  • Cash-Flow de inversión: únicamente se atiende a las actividades de inversión. El flujo resultando es negativo.

Estos tres conceptos son importantes para ver cómo esta generando fondos la empresa en sus actividades principales: ordinaria, financiación e inversión. Es importante atender a la disminución del cash-flow de inversión, ya que una disminución en esta partida puede provocar un descenso en el crecimiento futuro.

Capex (capital expenditure): Es la inversión nueva en activos fijos (maquinaria, edificios, inmuebles productivos, etc…). Este concepto no afecta a la cuenta de resultados anual, pero si a la posición de caja, afectando a los beneficios de años siguientes y por lo tanto a los futuros dividendos repartidos.

Ratios

Rentabilidad. ROE/ROCE

¿Cómo saber si una empresa es rentable?

Si quieres ser un buen inversor, selecciona empresas que cumplan con ciertos criterios preestablecidos.

Queremos empresas con beneficios estables y crecientes, dispongan de suficiente liquidez, poca deuda .. pero sobre todo queremos un negocio rentable.

¿Por qué iba a querer estar en una empresa no rentable? Solo se me ocurre para especular. No para invertir. Pues, aunque parezca mentira, la gente sigue invirtiendo en empresas que no lo son. Yo como inversor quiero formar parte de las empresas más eficientes del mercado.

¿Que es la rentabilidad?

Para realizar un análisis de rentabilidad es necesario relacionar el resultado de la empresa con el esfuerzo realizado, es decir los recursos invertidos para su obtención.

En términos generales podemos decir que :

Rentabilidad= Resultado / Recursos invertidos

¿Cuales son esos recursos?

Por un lado estará el capital aportado por los accionistas y por otro la deuda aportada por los acreedores. Cuenta también las reservas ( que son los beneficios retenidos por las empresas en ejercicios anteriores para autofinanciarse.)

¿Cuál es el problema del análisis de la rentabilidad?

Depende de los conceptos de resultado e inversión tomados. En función de la cifra de resultados elegida, beneficios antes o después de intereses, antes o después de impuestos. O en función de si tomamos la inversión hecha por los accionistas, o el total contando con los acreedores.

Por eso no todos los análisis realizados por los analistas son iguales. Las conclusiones sacadas dependerán de las variables utilizadas.

Es importante que al realizar los análisis mantengas el mismo criterio.

¿Cómo realizar un análisis de rentabilidad de una empresa?

  • Para ello necesitas conocer las variables de la rentabilidad. El resultado y los recursos invertidos.

El resultado  lo puedes obtener de la cuenta de Perdidas y Ganancias o cuenta de resultados de la empresa. Y,  los recursos invertidos será el capital aportado por los accionistas o propietarios más  las deudas de la empresa, los cuales los obtendrás del balance.

El mejor sitio para obtener dichos estados financieros (cuenta de resultados y balance) es ir a la propia página de la empresa y descargarlos. Es la información más fiable. Aunque puedes usar otras fuentes de información (CMNV, Google Finance..) pero te arriesgas a que no estén correctos los datos. Por lo que a veces tendrás que comprobar.

  •  ¿Que ratio voy a utilizar para medir la rentabilidad de la empresa.?

El ratio por excelencia del accionista es el de rentabilidad financiera también denominado ROE (Retorn on Equity), ya que es la rentabilidad sobre sus propios recursos. La formula quedaría así:

ROE=Beneficio Neto/Patrimonio Neto

La medida del ROE suele hacerse con el Beneficio Neto  aunque también puede hacerse con el BAT ( beneficio antes de tributos y después de intereses ) ya que trata la rentabilidad final de la empresa sobre los recursos propios una vez ya pagados los gastos financieros y los impuestos. El patrimonio neto serán  los capitales aportados por el accionista o propietario. Aquí entran también las ampliaciones de capital y los beneficios generados durante la empresa y no repartidos.

  • ¿Que ocurre si la empresa tiene deuda? Es decir utiliza dinero externo para aumentar su beneficio.

Si la empresa tiene deuda el ROE se queda escaso por lo que tendrás que utilizar otro ratio,  el ROCE (Return On Capital Employed). Es un ratio que se encuentra muy de moda por los analistas. Y la diferencia que tiene con el ROE  es la inclusión de la deuda y no solo el dinero aportado por los accionistas en el patrimonio neto.

La fórmula quedaría así:

ROCE=Beneficio Neto / (Patrimonio Neto + Deuda Financiera)

No es lo mismo  una empresa con deuda porque la necesita o una empresa que  la utilice  para mejorar sus beneficios. Importante tener en cuenta.

Desde mi punto de vista, es determinante saber la rentabilidad obtenida por la empresa con la totalidad de los recursos de los que dispone, ya sea prestado o el puesto por los accionistas.

Como habrás observado si una empresa no tiene deuda el ROE Y el ROCE serán el mismo.

¿Y como se yo si la empresa es rentable ?

Al medir los beneficios que quedan para repartir a los accionistas, un ratio alto significará éxito en los negocios. Síntoma de una empresa creciente.

Como regla general pediremos un ROE  por encima de un 10%. Aunque a veces dependerá del sector que estemos analizando.  Pero no solo eso. Y aquí está lo importante. No solo vamos a pedir que esté por encima de un 10% sino que lo mantenga a lo largo de los años.¿Cuantos? Tenemos que analizar por lo menos 5-6 años (si son más mejor) y ver que la empresa ha sido eficiente de una manera estable  y si es creciente mucho mejor.

Puedes utilizar también otros ratios de rentabilidad, como por ejemplo el de rentabilidad económica o también llamado ROA (Return On Assets) (ROA= Beneficio antes de intereses e impuestos/Activos Totales)  que mide la capacidad que tiene los activos  de generar resultados a la empresa, pero a este ratio se le da más importancia a nivel del directivo no financiero, por lo que nos centramos mejor en el ROE.

Ver la rentabilidad de una empresa solo es un criterio más a la hora de seleccionar las empresas de nuestra cartera.

Vistas las claves anteriores, vamos a ver ahora otros elementos importantes con un ejemplo

1.– Lo primero es elegir la empresa para realizar el análisis de  rentabilidad. He elegido Viscofan.

 ..el Grupo Viscofan es el líder mundial en producción y distribución de envolturas para la industria cárnica..” Viscofán.

2.– Buscaremos los datos necesarios para el cálculo de los ratios y para ello descargaremos desde la CNMV los  estados financieros consolidados de los años que precisemos.Descargamos desde la CNMV por su comodidad y rapidez a la hora de buscar entidades.

Esta sería la ruta:

Inicio > Consultas a registros oficiales > Entidades Emisoras >  Informes financieros anuales >  Consulta informes fin. anuales

Truco: No hace falta descargar todos, ya que en cada estado, viene el año analizado comparado con el año anterior. Quiero decir,  si descargamos el 2016 lo comparará con los datos del 2015 no haciendo falta descargar también los del 2015.

3.–  Para realizar el análisis vamos a utilizar la siguiente plantilla (descarga). Solo tendrás que introducir los datos en las celdas que están en blanco y los cálculos se realizarán de forma automática.

4.– Empezamos con el Beneficio Neto. Para ello buscamos en la cuenta de resultados y vemos que el resultado del ejercicio para el 2016 es de 125.011* y el de 2015 es de 120.035 e introducimos los importes en las celdas correspondientes. Así haríamos con todos los años. * Nota: las cantidades están en miles de euros.

5.– Toca el patrimonio neto. Este lo encontraremos en el balance de la empresa.

Introducimos los importes en la celdas correspondientes y hacemos lo mismo para el resto de años.

6.– Por último la deuda financiera. Será la deuda que tenga con el banco más obligaciones emitidas si las hubiere. Será la suma del pasivo financiero corriente (c/p) y el pasivo financiero no corriente (l/P). Lo encontraremos también  en el balance.

Introducimos los datos en las celdas correspondientes y hacemos lo mismo con el resto de años.

¿Qué conclusiones sacamos?

  •  Puedes observar como los beneficios netos y el patrimonio neto de Viscofan han crecido a lo largo de los años.
  • La rentabilidad media sobre el patrimonio neto (ROE) es de un 19%. Lo que quiere decir que se crea 0,19 € por cada € invertido. Es una cifra alta, lo que es una buena señal, teniendo en cuenta que la media del sector se sitúa en 14%, según la página investing.
  • Atendiendo solo a estos criterios,  Viscofan tiene un buen negocio, (con una deuda muy asumible**) siendo lo importante su evolución a lo largo de estos últimos años en lo que a rentabilidad se refiere.

**Sería interesante analizar cuanta liquidez tiene la empresa para conocer su  deuda financiera neta, y saber su capacidad para afrontarla si las cosas se pusieran feas.

Tener en cuenta si se produce una ampliación de capital, ya que afecta al ROE. La ampliación sería positiva si se utiliza para generar una rentabilidad superior al actual ROE.

Al final lo importante es ver si la empresa genera beneficios utilizando los recursos mínimos.

El análisis de los ratios por separado no nos dice nada y jamás se debe tomar una inversión en base solo a ese criterio, sino que se toma en base a un estudio global. Por lo que no hace falta que diga, aunque lo diga, que esto no es una recomendación de inversión.

Análisis de la solvencia

Introducción

A la hora de invertir, es importante fijarse en el riesgo financiero de la empresa. Si la actividad principal no genera los suficientes recursos obliga a la empresa a captar fondos externos. Un abuso de estas fórmulas puede provocar una espiral que poco a poco estrangula la solvencia de la empresa. Por ejemplo, no atender a los pagos a tiempo provoca costes adicionales que aceleran un deterioro de los niveles de rentabilidad.

Somos responsables de invertir en las mejores empresas. Estarás de acuerdo conmigo que invertir en una empresa con buena solvencia genera tranquilidad. Si una empresa no tiene deuda, se reduce mucho la probabilidad de quiebra.

No significa que no podamos invertir en empresas con deuda, ya que hay muchas que su rentabilidad es tan elevada que pueden cubrir con facilidad todo el pasivo corriente. Tampoco una empresa sin deuda siempre es la mejor candidata. Habrá que pasar todos los filtros.

El problema no es la deuda, sino su abuso. Si la empresa pasa por malos momentos o se produce una subida de tipos, etc.., el pago de intereses puede dejar “la caja vacía”  y afectar a los accionistas.

¿Como detectamos empresas solventes?

La clave es analizar la capacidad que tiene la empresa para devolver su deuda.

Veamos algunos ratios para  estudiar la deuda de una empresa

-Ratio de liquidez inmediata (acid test) = Activo Corriente – Existencias / Pasivo Corriente

Mide la capacidad de la empresa para cancelar sus obligaciones corrientes, sin contar con la venta de sus existencias, es decir solo teniendo en cuenta efectivo, cuentas por cobrar, inversiones temporales y otros activos fácil de liquidación. El pasivo corriente serían  las deudas y obligaciones que tienen una duración menor a un año

A diferencia del coeficiente de solvencia (activos corrientes/pasivos corrientes), este ratio proporciona una medida estricta de la liquidez, ya que se utiliza únicamente elementos que no precisan su transformación o venta para su conversión en efectivo.

Por ejemplo supongamos  que INVENTADA SA tiene un  un activo corriente de 20.000 euros, unas existencias  de 12.000 € y un pasivo corriente de 10.000 euros.

Tendríamos entonces:

(20000-12000)/10.000 = 0.8

Esto quiere decir que por cada euro que debe Inventada SA solo dispone de 0,8 €, por lo que no podría pagar la totalidad de sus pasivos a corto plazo sin tener que vender existencias. Daría mas confianza al accionista si el efectivo pagara la totalidad  de la deuda . A veces es inútil este coeficiente ya que aunque lo veas inferior a uno, tendrás que profundizar un poco en sus cuentas para no descartar grandes empresas.

-Deuda financiera neta /Beneficio Neto

La deuda financiera neta sería toda la deuda bancaria o por emisión de bonos que tiene la empresa tanto a corto plazo como a largo plazo menos el efectivo u otros dinero líquido disponible.  El beneficio neto serían aquellos donde ya se ha deducido todos los gastos e impuestos.

Este ratio mide  la capacidad que tiene la empresa para devolver toda su deuda si destina todos sus beneficios a su amortización. Es un ratio muy utilizado por los inversores. Aunque su resultado depende mucho del sector. Lo que nos dice es cuantos años tardaría la empresa si dedicara todos los beneficios generados a  cubrirla. Por ejemplo las utilities, son muy estables en la rentabilidad y por eso  pueden permitirse ciertos retornos de deuda elevados.

Por ejemplo Red Eléctrica (REE), tiene retornos de 9-10 años, pero la solidez de sus beneficios permiten estos endeudamientos, por lo que no sería descartable a primeras. Pero es conveniente vigilar estos niveles.

Otras, por ejemplo Viscofan, no tiene nada de deuda, y si calcularas el retorno de la deuda saldría negativo. Es decir podría devolver su deuda cuando quiera. Este tipo de empresas son las que más me gustan, pero como siempre hay que estudiar otras variables.

En vez del Beneficio neto, también suele utilizarse el EBITDA –Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation, and Amortization (beneficio ante de intereses,  impuestos,  depreciaciones y amortizaciones), buscando entonces retornos de deuda menores.

Deuda /Recursos Propios.

Aquí entra más en juego el concepto de solvencia final. Capacidad de la empresa para hacer frente a sus obligaciones de pago a lo largo del tiempo. Este ratio nos indica lo apalancada que está la empresa, teniendo en cuenta la deuda  frente a los recursos propios de la empresa.

En la práctica suelo usar más las dos primeras opciones, si directamente no cumplen buenos números, la descarto, y no analizo  más allá.

A tener en cuenta

Es importante  tener en cuenta la causa del endeudamiento. No es lo mismo una empresa endeudada para realizar inversiones, que otra que lo está pasando mal y quiere salir del bache con deuda.

También importa el coste total del endeudamiento, el cual depende del tipo de interés.. Cuando los tipos son altos, las empresas tienden a evitar si pueden el endeudamiento, mientras que en épocas de mayor estabilidad económica, los bajos tipos animan a las empresas a asumir mayores niveles de riesgo.

 Cuidado porque hay prácticas consistentes en aumentar el endeudamiento aprovechando los bajos tipos, con el fin de pagar dividendos, aumentando de esta manera la rentabilidad de los accionistas.

El análisis de la deuda es muy importante. La liquidez y la solvencia están muy ligadas. Ningún ratio por si solo  tiene sentido, así que analizarlo junto a otros y frente a otras variables, conociendo las decisiones que toma la empresa, y el sector en el que se encuentra.

Beneficio por acción BPA

A todos nos gustar invertir en empresas que tengan beneficios. Es pura lógica. Por regla general, si la empresa gana dinero, el precio de la acción sube, y por tanto el inversor se beneficia también.

BPA

Nos interesa conocer el beneficio por acción (BPA), ó  EPS “‘Earnings Per Share”,  siendo este uno de los indicadores  más utilizados por los inversores.

El BPA es la parte del beneficio neto (beneficio después de intereses e impuestos) que se atribuye a cada una de las acciones que forma el capital social de una empresa.

Su fórmula es la siguiente

BPA= BN/ acciones en circulación.

Ejemplo: Enagás

Enagás es la empresa líder en transporte, regasificación y almacenamiento de gas natural en España y además es el Gestor Técnico del Sistema Gasista

Si nos vamos a las cuentas anuales consolidadas de 2016 podemos ver que el beneficio por acción es de 1,75

​​​​​​​Vamos por partes:

Ben​​​​eficios netos

Los beneficios netos son aquellos donde ya se ha deducido todos los gastos e impuestos. Al fijarnos en ellos, se puede ver si la empresa está ganando realmente dinero. Estos deberían mostrar una tendencia alcista  y que no haya cambios bruscos, es decir además de creciente, constante. Nos interesa que haya regularidad.

Acciones en circulación

Por regla general utilizamos el  número medio ponderado  de acciones en circulación. Aunque si quieres afinar más, hay inversores que aplican las acciones diluidas, donde se tiene en cuenta, no solo las acciones ordinarias, sino también otras que incluyen valores convertibles, obligaciones convertibles y bonos, opciones sobre acciones (por lo general de un empleador) y garantías.

Aspectos claves a tener en cuenta

Tendencia de los beneficios netos puede ser diferente a la  tendencia histórica de los BPA.

Una empresa puede comprar sus propias acciones, quedando menos acciones en circulación, y por tanto haciendo aumentar el BPA. Entonces los beneficios por acción  aumentan, siendo los beneficios netos reales los mismos.

Si quieres saber  si una empresa compra acciones, tienes que ir al estado de flujo de efectivo y ver la partida de efectivo de las actividades de inversión “emisión de acciones, neto”. Muestra el resultado neto de la venta y la compra de acciones de la compañía. Si la empresa compra acciones año tras año podemos suponer que esta disfruta de una ventaja competitiva duradera que genera todo el efectivo adicional que le permite hacerlo.

Cuidado  con los SPLIT

Un split es un desdoblamiento del número de acciones-, a medida que se desdobla el número de acciones también se reduce el precio en su misma proporción. Asegúrate si se han producido porque esto puede alterar tus análisis, siendo estos erróneos.

Relación Beneficios Netos con los Ingresos Totales

Es interesante ver los beneficios netos que gana la empresa en función de sus ingresos totales. No es lo mismo una empresa que ingresa 100 y gana 10 que una que ingresa 1000 y gana 20. Elegiría la primera ya que la misma está ganando un 10% sobre sus ingresos totales mientras que la segunda solo un 2%.  Gracias a esta relación puedes comparar rentabilidades de negocio.

Hay sectores como el automóvil donde verás que el beneficio en relación con sus ingresos será bajo, y esto es debido a que es un mercado muy competitivo.

Por regla general si una empresa  presenta un historial de BN superior al 20% de sus ingresos totales, es posible que posea algún tipo de ventaja competitiva.

-Cuidado con los bancos ya que suelen presentar unos beneficios netos muy altos en relación con los ingresos y esto puede ser debido a los riesgos que asumen.-

Conclusiones

A la hora de buscar empresas para invertir busca aquellas donde el Beneficio por acción a lo largo del tiempo (8 o 10 años)  es constante y creciente. Si es muy irregular, nos indica que se encuentra en un sector muy competitivo.

Revisa la tendencia de los Beneficios Netos (tiene que ser constante y creciente como los BPA) para comprobar  que ocurre realmente en la empresa. Y analiza su relación con los Ingresos totales.

Guía en revisión

Compartir esto